Categorías
Noticias Tendencia

Balance de un año atípico, con un repaso de los récords mundiales y nacionales

Con el 2020 terminado, marcado por ser un año atípico y que nadie podrá olvidar; les vamos a contar algunos de los Record mundiales y nacionales que se batieron.

Siendo el 2020 un año marcado por la pandemia del COVID-19, donde la pandemia mundial hizo que el deporte se parara por varios meses. Los eventos que se lograron desarrollar nos brindaron algunas carreras que quedaran en la historia.

Si bien la gran mayoría de los corredores amateurs y profesionales casi que ni pudieron competir, los que lo hicieron nos brindaron espectáculo.

A pesar de todo, hubo varios récords mundiales, también nacionales, y carreras inolvidables. Es por eso que en esta nota trataremos de reunir todos esos registros.

Aunque el año tuvo un quiebre el 11 de marzo cuando la OMS decretó la pandemia.

La realidad es que en los primeros meses del año los eventos se desarrollaron con total normalidad.

El keniata Rhonex Kipruto, en enero, logró una marca de 0:26:24 en los 10K Ibercaja, en Valencia, lo que le otorgaron el actual récord mundial. Kipruto logró romper el anterior récord logrado tan solo 6 semanas antes; por el ugandés Joshua Cheptegei, quien había marcado 0:26:28 en los 10k de Trinidad Alfonso, también en Valencia.

En febrero el atleta de Uganda iba a tener la revancha. Más precisamente el 16 de febrero se realizó la Mónaco Run, donde se corrieron los 5 kilómetros en ruta. En esta oportunidad, Cheptegei, cronometró un tiempo de 0:12:51 segundos pulverizó el récord que estaba en manos del mismo Kipruto (0:13:18 segundos). 

En febrero las mujeres no se quedaron atrás. El viernes 21, la atleta Ababel Yeshaneh Brihane ganó el medio maratón de Ras-al-Khaimah, en Emiratos Árabes Unidos, estableciendo, el récord mundial femenino con un tiempo de 1:04:31 segundos.

Hasta este momento el año se venía desarrollando de forma normal. Pero el 11 de marzo el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, decretó la pandemia debido al brote del COVID-19. A partir de ahí, muchos países ingresaron en cuarentenas obligatorias y los eventos internacionales fueron suspendidos. 

Recién en agosto volvió una de las competencias de atletismo más importantes del mundo. Se trató de la primera fecha de la Diamond League. De esta manera, Mónaco fue el centro de atención de todo el mundo; cuando el el ugandés Joshua Cheptegei, pulverizó el récord del mundo de los 5.000 metros en pista.

Los corrió en un tiempo de 12:35.36, de esta manera destrozó la marca anterior de Kenenisa Bekele, quien había completado la distancia en 12:37.35.

Para que se den una idea Joshua corrió casi todas las vueltas de 400 metros por debajo de 1:01; y en las últimas vueltas directamente corrió por debajo del minuto. 

Pero no fue el único momento destacado de la  Diamond League. El noruego Jakob Ingebrigtsen, el menor de los tres hermanos logró la mejor marca de Europa en los 1.500 metros.

Ingresando en segunda posición (3:28.68), mientras el keniata Thimothy Cheruiyot, que ingresó primero, logró la mejor marca del año con un tiempo de 3:28.45. 

La keniata Hellen Obiri también rompió pronósticos en ese evento. La atleta firmó un carrerón en los 5.000 metros y con él dos nuevas marcas. Por un lado: el mejor tiempo del año a nivel mundial con 14:22.12.

En septiembre la Diamond League aterrizó en Bruselas, con muchos de los mejores fondistas del mundo. Con un estadio vacío, la holandesa Sifan Hassan batalló incansablemente con la keniata Brigid Kosgei en la prueba de una hora dentro de la pista de atletismo. La holandesa logró quedarse con la prueba y el récord mundial con una marca de  poseedora del récord mundial de 21K y logró separarse en el último minuto y recorrer 18 kilómetros y 930 metros.

Una vez que terminó la prueba de las damas fue el turno de los hombres. Dónde Sr Mo Farah hizo lo propio en la carrera masculina; rompiendo el récord mundial con una marca de 21 kilómetros y 330 metros. La anterior marca era del mítico Haile Gebrselassie, quien logró mantener el récord por 13 años con una marca de 21,285 kilómetros.

En septiembre, la keniata Peres Jepchirchir corrió los 21 kilómetros más rápidos en la historia; en una carrera exclusivamente para mujeres, la carrera se desarrolló en Praga. Jepchirchir completo los 21k en 1:05:34 segundos. La joven atleta de 26 años se cortó del pelotón a los 20 minutos de carrera y recorrió el resto sola.

El 17 de octubre se corrió el Mundial de Medio Maratón en la ciudad de Gdynia, Polonia. En ese evento, cuatro atletas argentinos, se hicieron presentes.

En el primer turno Peres Jepchirchir fue quien se llevó todos los flashes. No solo por ser la nueva campeona del mundo de medio maratón. Sino porque en tan solo 3 semanas rompió su propio récord cronometrando 1:05:16 segundos.

El medio maratón de Valencia quedó como el más rápido del mundo, ya que se establecido el récord mundial; y porque cuatro fueron los atletas que consiguieron un mejor tiempo que los 0:58:01 -antiguo record-.

El keniata Kibiwott Kandie corrió en 0:57:32, escoltado por el ugandés Jakob Kiplimo (57.37) y los keniatas Rhonex Kipruto (57.49) y Alexander Mutiso (57.59). 

La Desilusión del año

Por otra parte la desilusión total el maratón de londres, donde se esperaba el gran duelo Bekele VS Kipchoge, se especulaba con la posibilidad de romper el récord mundial de los 42k, ya que se desarrolla en un circuito cerrado y con liebres de altísimo nivel.

La desilusión empezó un día antes cuando Bekele se bajó de la prueba por una lesión y luego en la carrera Kipchoge demostró que es humano con su peor actuación en una maratón.

Los Argentinos:

El 23 de febrero quedará marcado en la historia del atletismo Argentino de la mano de la chaqueña Marcela Gomez.

Marcela hizo historia en la 36 edición del Zúrich Maratón de Sevilla, al completar los 42 km 195 mts en 2:28:58 segundos, logrando batir la anterior marca que ostentaba Griselda González desde 1997, lograda en Turín (2:30:32). Con esta actuación ingresó décima posición de la general y se ubicó entre los tres mejores del historial sudamericano. Además, consiguió la marca mínima pedida para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (2021).

Otra actuación grandiosa fue la de la marplatense Florencia Borelli, quien  estableció un nuevo récord nacional, en el mundial de media maratón. Cruzó la línea de llegada en 1:10:50 segundos, mejorando su propia marca de 1:11:58 que databa de septiembre de 2017. 

Para terminar el año Eulalio “Coco” Muñoz corrió en el maratón de Valencia, en búsqueda del récord argentino. “Coco” logró una marca de 2:09:59 segundos, lo que lo ubicó en la 30 posición de la general y fue el primer sudaericano. De esta manera se convirtió en el segundo mejor tiempo de la historia; a tan solo dos segundos de Antonio Silio en 1995 en la ciudad alemana de Hamburgo, y demostró su gran nivel.

Dejá una respuesta