Categorías
Noticias

Entenar con Altas Temperaturas

Entrenar con ALTA TEMPERATURA

La evidencia científica demuestra que practicar regularmente ejercicio aporta múltiples beneficios para la salud, pero realizar esfuerzos extenuantes en climas calurosos y húmedos representa un gran desafío.

Sabemos que nuestro cuerpo intenta mantener la temperatura corporal en torno a los 37º, y con la actividad física  la temperatura de nuestro cuerpo aumenta y es cuando se ponen en funcionamiento diferentes respuestas fisiológicas.

Si a esta respuesta fisiologíca le agregamos una temperatura ambiental elevada originamos que el organismo deba hacer un esfuerzo extra para adaptarse a la situación. Es por eso que te cueste más entrenar en los días de calor.

¿Como funciona Nuestro Organismo?

El centro de regulación térmica del organismo se encuentra en el hipotálamo. El cual es el encargado de la producción de hormonas que regulan la actividad de las glándulas sudoríparas, una mayor vasodilatación, sudoración y aumento de las pulsaciones entre otros efectos.

El encargado de transportar el exceso de calor desde el interior del cuerpo hasta la piel para su eliminación, es la sangre. Que al llevar el calor interno a la piel permite que este se disipe mediante la transpiración siendo este uno de los mecanismos refrigerantes el más importante ya que con la sudoración se pierde gran parte del calor generado por la actividad física.

Debemos tener en cuenta la importancia que tiene el sudor a la hora de entrenar y competir en verano. Ya que la transpiración, en conjunto con el mecanismo de conducción permitirán mantener la temperatura corporal los niveles adecuados.

La pérdida de calor por conducción, al estar mojados, es importantísima debido a que la capacidad de eliminar calor del agua es 20 veces mayor que la del aire.

Consejos

  • Horario de entrenamiento: Si entrenar al aire libre, es fundamental adaptar el entrenamiento a horas donde la temperatura ambiente no sea un limitante.
  • Hidratación: Es clave en cualquier entrenamiento, en dias donde el exceso de calor y el aumento de sudoración nos hace perder sales minerales, difíciles de recuperar solo con agua, es fundamental hidratarse en todo momento y al finalizar es recomendable tomar una bebida isotónica.
  • Vestir adecuadamente: Utilizar prendas técnicas que sean especialmente transpirables, que no absorban el sudor, que protejan de los rayos solares y que estén muy ventiladas
  • Refrescarse: Durante los entrenamientos y las competiciones es conveniente mojar la piel y en  especial la cabeza.
  • Alimentación: Durante los entrenamientos pre-competitivos evitar el exceso de alimentos deshidratados como barritas y frutos secos y tratar de aportar la energía a través de geles líquidos y bebidas con hidratos de carbono complejos.

Dejá una respuesta