Kilian Ultra Pirineu

La vuelta de Kilian

La vuelta de Kilian

El corredor catalán se impuso en la Salomon Ultra Pirineu, regresando a la competencia después de mas de un año de ausencia. 

La Ultra Pirineu es una de las salidas más emocionantes que vivimos en el calendario de carreras por montaña, había mucha expectación por volver a vivir esta carrera y por de nuevo a Kilian Jornet corriendo en casa.

En esta edición la SUP100k®, forma parte de las Spartan Trail World Champhionship (al igual que la Patagonia Run), presenta modificaciones de recorrido y se ha endurecido llegando a los 6.600 metros de desnivel positivo, pasando a ser una de las carreras más exigentes del circuito. 

En la vuelta a la competencia Kilian se subió al primer escalón del podio después de completar los 100 Km en poco más de 10:25 minutos.

El corredor catalán marcó el ritmo de carrera desde metro cero; con un ritmo imbatible logró separarse de sus perseguidores que poco o nada han podido hacer para contrarrestar su favoritismo. 

La espera valió más que la pena ya que la carrera fue un espectáculo. La animalada de Jornet fue tanta que en el kilómetro 20 ya le sacaba dos minutos a su inmediato perseguidor Zaid Aid Malek. En segundo lugar llegó Dmitry Mityaev con 13 minutos de diferencia y Aurelien Dunand-Pallaz a 20.

De esta manera iguala en victorias a Miguel Heras y suma su tercera victoria en la prueba reina de 100 kilómetros y 6.800 metros de desnivel positivo. Se impuso con un tiempo de 10:24:44 en la cita que transcurre por las montañas en las que nació y creció. 

 “Las sensaciones han sido buenas, y estoy sobre todo muy agradecido con el público. Ha sido espectacular volver a casa, volver a estos paisajes y a conectar con la naturaleza. Recuerdo, por ejemplo, subir la cuesta de la Tossa y oír a los ciervos bramar”, afirmaba. 

Jornet volvía además a correr una ultra de montaña tras competir en los últimos años en pruebas más cortas. “En los últimos 2 meses he hecho esfuerzos cortos. Tan solo he hecho un entrenamiento más largo de 50 km; me encontraba bien de piernas pero tenía dudas sobre cómo respondería mi cuerpo en una distancia larga. En los últimos años había hecho algunas tiradas largas en asfalto pero hacía tiempo que no me probaba en montaña”, contaba.  

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: