Categorías
Noticias

Nuevas medidas de la UCI alteran al pelotón

Nuevas medidas de la UCI alteran al pelotón

Durante esta semana la UCI dio a conocer las nuevas medidas que rigen a partir del 1 de abril; para todas las competencias que estén regidas por dicha institución. Estas medidas surgen a partir del dramático accidente que sufrió Fabio Jakobsen en la vuelta a Polonia, durante el sprint final.

En el comunicado emitido se informa que “El Comité de Dirección de la UCI también decidió reforzar el reglamento sobre la conducta potencialmente peligrosa de los ciclistas, incluido arrojar una botella a la carretera o dentro del pelotón (lo que puede suponer un peligro para los demás ciclistas) y tomar posiciones peligrosas en la bicicleta (especialmente sentado en el tubo superior)”.

Si bien no queda explicito, la norma parece especialmente diseñada para acabar con el ‘supertuck’, que es la postura usada y popularizada por Chris Froome en la octava etapa del Tour de 2016. Cuando el inglés se sentó en el cuadro de su bici y pegó el pecho contra su manillar durante un descenso.

La realidad indica que es una postura arriesgada, ya que le da poco margen de reacción al ciclista en caso de tener un incidente. Pero la realidad indica que por el momento NO hubo ningún accidente producto de esta forma de descenso.

Con varios estudios realizados se comprobó que con dicha se puede conseguir hasta un 17% más de velocidad; por lo que prohibirla en cierto punto genera que los ciclistas que pueden realizarla se vean perjudicados.

Para explicarme mejor sería como que en el tenis se prohíba sacar de arriba por que la pelota va muy fuerte; entonces a aquellos jugadores que su saque es fundamental se van a ver desfavorecidos.

Siguiendo con este criterio de la misma manera que se prohibió el ‘supertuck’ quedo afuera ir apoyado con los antebrazos en el manubrio, salvo en las pruebas contrareloj.

Otras regulaciones a tener en cuenta:

Los equipos podrán inscribir hasta 9 ciclistas, antes el máximo eran 7. Esta extensión queda sin efecto en las grandes vueltas.

No se podrá arrojar bidones, o ningún desecho en la ruta. Para esto los organizadores deberán colocar puestos cada 30 o 40 kilómetros, en donde los ciclistas puedan descartar la basura.

En carreras de un día la sanción será la descalificación inmediata de la prueba. Mientras que las carreras por etapas, las primeras dos infracciones se penalizarán con tiempo y la tercera advertencia será la descalificación del corredor.

Esta medida realmente me parece importante por dos razones, la primera es el cuidado del medio ambiente. La segunda es que se han producido varios accidentes al arrojar elementos y pone en peligro a los otros ciclistas. Por ejemplo, Geraint Thomas el año pasado debió abandonar el Giro de Italia tras sufrir un accidente al pisar una caramañola.  

Los directores de seguridad de cada evento deberán velar por la seguridad de los ciclistas, debiendo reforzar la seguridad en las llegadas, con vallas acordes a la seguridad y en los desvíos de las rotondas.

Por ultimo aparece la figura de un director de seguridad de la UCI que supervisara el trabajo de los directores de cada evento.

Vamos a analizar brevemente las medidas; en principio creemos que se podría haber prestado atención a otras cosas, por ejemplo, las llegadas en bajadas con sprint, llegadas muy angostas, etc.

Partiendo de esa premisa salvo las medidas de arrojar residuos y la aparición del director de seguridad de la UCI. Creemos que están se va afectar el desarrollo normal del deporte, ya que a un ciclista que es bueno en el descenso le estas impidiendo explotar su potencial.  

SEGUINOS EN NUESTRO INSTAGRAM PARA MANTENERTE INFORMADO

ENTRA A NUESTRO CALENDARIO Y BUSCA TU PROXIMO DESAFIO

Dejá una respuesta