Categorías
Noticias Tendencia

Lo que tenía que ser una FIESTA, fue un PAPELÓN

Lo que tenía que ser una FIESTA, fue un PAPELÓN

Con un fin de semana largo repleto de carreras la comarca andina, más precisamente el Bolson, era sede de lo que debería haber sido uno de los grandes eventos de Trail del fin de semana.

La 7ma edicion de Mendiak Trail Running se anunciaba con bombos y platillos como uno de los eventos a estar atentos debido al gran número de corredores (850) y el gran nivel de los mismos. Pero la realidad dista mucho de lo esperado. 

Con el evento en marcha la organización tuvo que tomar la determinación de suspender el evento debido a graves fallas organizativas. 

El evento deportivo estuvo organizado por Eventos Activos y se debía realizar en la localidad de El Bolsón, con sede en el centro invernal Perito Moreno; con distancias de 5k, 10k, 21k y los 42 kilómetros de la maratón de montaña.

Según los propios atletas la situación ya se había complicado desde el día sábado en la acreditación cuando varios corredores debieron esperar hasta 2 horas para lograr recibir su número.

Ada Sosa, integrante del Madryn Running Team, explicó a FM DEL VIENTO que en la acreditación, los organizadores estaban solos, sin que nadie los ayudara y con una sola computadora.

Ya el domingo en la largada el ánimo por correr era una fiesta; pero la desorganización ya se notaba. En largada faltaba una voz de mando, los corredores no sabían para donde tenían que largar, llegaba la hora de largar y todo estaba a medias. 

Sin un equipo de apoyo especializado y con colaboradores que no estaban a la altura del evento la situación se salió de control. Para que se den una idea algunas distancias largaron al revés, cosa que generó desde el comienzo un desconcierto total.

En los 42 kilómetros los puestos de hidratación no estaban, las cintas de marcado escaseaban o estaban muy distanciadas lo que generó que varios atletas en el kilómetros 14 de carrera aparecían en el arco de llegada.

Mientras que algunos corredores no pudieron completar su distancia al perderse en el recorrido; otros hasta duplicaron sus kilometros. Gente que estaba anotada para 10k terminaron corriendo hasta 16km.

Otra de las irregularidades detectadas fue que la competencia no contaba con personal de seguridad y rescate a pesar de que en la montaña había mucha nieve.

Por otro lado al suspenderse la carrera mientras una vez largada muchos corredores se encontraban en la montaña, sin saber lo que estaba sucediendo en la largada y sin una organización que ejecutará un plan de evacuación. Fue la propia gente que acompañaba y corredores quienes salían a buscar a los suyos o esperaba abajo que todos llegáramos bien.

Ante esta situación el malestar-enojo de los Runners era más que evidente y esperaban una explicación por parte de la organización. Fue entonces cuando Pablo Juarez director de la carrera intentó dar una explicación pero realmente fue imposible.

Recordemos que los participantes pagaron entre 4 mil y 6 mil pesos y aunque los organizadores prometieron devolver el dinero, la situación es difícil y no se puede asegurar que estén en condiciones de hacerlo. 

ENTRA A NUESTRO CALENDARIO  Y BUSCA TU PRÓXIMO DESAFÍO

SEGUINOS EN  INSTAGRAM  Y MANTENETE INFORMADO SOBRE EL MUNDO DEL DEPORTE

Dejá una respuesta