Categorías
Noticias Tendencia

El joven Pidcock se adueño del MTB

El joven Pidcock se adueño del MTB

El británico, de 21 años, ha dominado la carrera con autoridad para colgarse el oro. Tras una caída del niño prodigio Mathieu Van der Poel, que nos dejo si la esperada batalla el británico domino la carrera de principio a fin.

El británico Thomas Pidcock, un talento multidisciplinar que compite en carretera con el INEOS Grenadiers- se ha proclamado campeón olímpico Cross Country de Mountain Bike por delante del suizo Mathias Flueckiger y del español David Valero, quien se cuelga la medalla de bronce tras protagonizar una espectacular remontada.

Sobre un circuito muy técnico de 28,25 kilómetros, conformados por una primera vuelta (Start Loop) de 1,3 km y siete de 3,85, Pidcock se marchó por delante en el quinto giro y cruzó la meta en solitario con un tiempo de 1h25:14. Veinte segundos después llegó Flueckiger (sexto en los JJOO de Río´2016 y dos veces subcampeón mundial) por delante de David Valero, que llegó a 34″. 

Remontada que vale podio

El español David Valero protagonizo sin lugar a dudas una de las grandes hazañas de la jornada. El ciclista tuvo un problema en el tumulto que se formó en la salida, lo que le retrasó hasta la 35ª posición; llegando a estar a más de 40 segundos del podio.

En la vuelta 3 se encontraba en la posición 22 y a base de unas piernas infernales y un coraje impresionante siguió escalando posiciones para llegar en la vuelta 6 a estar peleando el podio.

El tercer lugar del podio lo definió contra la leyenda Nino Schurter, campeón olímpico en Río´2016 y ocho veces campeón mundial. Logrando imponerse en los metros finales para llevarse la gloria.

El niño prodigio vuela por los aires

Una de las imágenes de la carrera fue la espectacular caída en la segunda vuelta de Mathieu Van der Poel, -cuatro veces campeón mundial de ciclocross y uno de los grandes favoritos-, que le dejó muy rezagado y sin opciones de luchar por las medallas.

La caída se produjo en un tramo técnico de descenso, al saltar unas piedras. En ese momento el holandés estaba entre los cinco primeros. Luego de la caída permaneció sentado más de un minuto en el suelo, dolorido, y, aunque finalmente reanudó la carrera y remontó algunas posiciones, en la quinta vuelta se retiró con gestos evidentes de dolor.

El ciclista del Alpecin-Fenix había abandonado el Tour de Francia tras la 8ª etapa (ganando una y siendo líder en 4 etapas) para terminar de preparar esta prueba, en la que aspiraba a conquistar una medalla. 

ENTRA A NUESTRO CALENDARIO  Y BUSCA TU PRÓXIMO DESAFÍO

SEGUINOS EN  INSTAGRAM  Y MANTENETE INFORMADO SOBRE EL MUNDO DEL DEPORTE

Dejá una respuesta